Atrás quedaron los tiempos en los que no solo no habíamos oído hablar de ella, sino que además era un lujo lejos del alcance de la mayoría. De hecho, el agua micelar ha pasado a ser un producto básico en nuestra colección de cuidados. Y es que, sin duda, se ha ganado a pulso ese puesto. Probablemente, si no lo has hecho ya, has pensando en incluirla en tu ritual de belleza.

Pero, ¿sabemos qué es exactamente? ¿le estamos sacando todo el partido que ofrece?

Las razones que harán del agua micelar un must imprescindible para mantener tu rostro limpio, hidratado y radiente: ¡Toma nota! Después de usarla seguro verás muchas más.

1.      Es un todoterreno. ¡No necesitaras nada más para limpiar tu piel!

Sí, sí como lo oyes. ¿Su secreto? Las revolucionarias micelas son un conjunto de moléculas que actúan como un imán atrayendo la suciedad y el sebo acumulado, a la vez que eliminan eficazmente los restos de maquillaje. A diferencia de otros productos, su formula ligera no dejará tras su uso esa sensación grasa tan molesta.

En un sólo gesto el agua micelar limpiará la piel en profundidad, dejándola además tonificada e hidratada. ¡Ya no hay más excusas! Fuera la pereza a la hora de desmaquillarnos y limpiar nuestro rostro. Gracias a este magnifico producto cumplirás con el paso más importante para tener la piel perfecta.

2.      Se puede usar en ojos y labios.

Uno de las muchas ventajas con las que cuenta el agua micelar es su suavidad en zonas sensibles, como el contorno de ojos y los labios. ¡Y puede incluso con el maquillaje más resistente! Solamente debes humedecer un algodón y aplicarlo sobre párpados y labios. Eso sí, con ligeros toques, no debes frotar ni arrastrar. Nunca más tendrás ojos irritados ni llorosos al desmaquillarlos. Su fórmula multiusos hace que puedas usarla día y noche, tanto si vas maquillada como si no. Incluso algunas, como esta, son aptas para quienes llevan extensiones de pestañas.

3.      Adiós tónico.

Como ya hemos mencionado  el agua micelar cuenta con unas magnificas propiedades tonificantes, por lo que podemos prescindir de este paso sin dudarlo. Ello hará nuestra rutina mucho más rápida pero no menos efectiva. También es hidratante, aunque un pequeño aporte de hidratación extra la completará a la perfección sin hacernos perder tiempo.

4.      Para todo tipo de pieles, hasta la más sensibles.

El hecho de que sea suave y la ausencia de alcohol y de parabenos le confiere gran tolerancia cutánea. Es totalmente respetuosa con las pieles más delicadas, por lo que si cuentas con esta condición debe ser tu primera opción. El agua micelar respeta la barrera hidrolipídica de la piel, limpiando en profundidad sin irritar ni agredir nuestra piel. Sólo debes buscar la que más se adapte a tus necesidades.

En nuestra tienda puedes encontrar nuestras fantásticas aguas micelares: hidratante, especial para extensiones de pestañas...  ¡No esperes más y únete a la fiebre micelar!