Y nuestro cabello ya lo nota...

Y es que aún estamos arrastrando los daños que el verano dejó en nuestra melena: la sequedad, las puntas abiertas...  Llega el frizz y la humedad, que compiten por hacernos la vida más difícil. Pero este no es el único problema que trae consigo el otoño:

¡La tan temida caída del cabello hace presencia!

En la almohada, en el cepillo, en la ducha...  ¡Hasta en la ropa encontramos pelos y más pelos!

Keep calm! Antes de entrar en pánico, vamos a contarte algo:

En principio, no debemos preocuparnos, ¡es completamente normal!

Pero, ¿por qué se cae nuestro cabello? ¿y porqué parece caerse más en otoño?

Vayamos por partes, te contaremos todo lo que necesitas saber sobre la caída estacional.

 

¿A qué se debe la caída?

Para explicarlo de manera sencilla: Es un proceso natural de renovación que nuestro cabello lleva a cabo. Nuevo pelo nace, se abre paso y cada año esta muda se repite sucesivamente. El pelo pasa por estas tres fases:

  • Fase anágena: Es la fase de crecimiento y la más larga, puede durar entre dos y seis años.
  • Fase catágena: Fase de transición. Dura unas pocas semanas. El cabello deja de crecer.
  • Fase telógena:  La etapa de reposo. Aproximadamente dura 4 meses, y es en este momento cuando  el cabello cae.

El pelo sufre un recambio constante de manera progresiva. Pero en esta época todos los cabellos sincronizan su ciclo de caída, y es por esto por lo que podemos percibir mayor pérdida que en otros periodos. Agudizándose la sensación cuanto más larga tengamos nuestra melena.

 

¿Cuánto es una caída normal?

El número de cabellos que podemos perder al día puede variar entre las ochenta y cien unidades diarias, pues tenemos aproximadamente un 15% del pelo en fase telógena y un 85% en crecimiento. Esto lo mantiene en equilibrio.

 

¿Cuándo debemos alarmarnos?

Si la pérdida es considerablemente mayor o si en cada ciclo el cabello pierde su calidad, volviéndose más fino y frágil. La caída del cabello puede deberse a una mala alimentación, a estrés o a cambios hormonales... Y, en otros muchos casos, esta condición se da por una mala rutina de belleza o al uso de productos capilares inadecuados. Muchos champús y mascarillas son altamente irritantes, ahogan y asfixian  la raíz del cabello provocando la posterior caída. Pero podemos ayudar a que el cabello nuevo crezca fuerte y sano si usamos productos 100% naturales. En nuestra tienda puedes encontrar los mejores, a base de keratina, aceites naturales... ¡aportarán vigor y fuerza a tu cabello en el momento que más lo necesita!

Ojo, si sufrimos una gran caída de cabello prolongada, sin causas aparentes y no percibimos cabello nuevo deberemos acudir lo antes posible a un especialista.