Nos preocupamos por nuestra piel, especialmente de nuestro cutis. Nos gusta verlo hidratado y saludable, dedicamos tiempo y esfuerzo en su cuidado. Sin embargo, las piel de tus manos, al igual que la del rostro, se agrieta y se reseca por la acción del frío y del viento. Unas manos bonitas no solo son una buena carta de presentación, sino que serán nuestro mejor tratamiento antiage. Al igual que sucede con el cuello, es una zona que refleja especialmente nuestra edad. Un buen cuidado y dedicación no delatará tan fácilmente el paso del tiempo, y además de una bonita manicura hay muchísimas otras cosas que podemos hacer para embellecerlas.

Siguiendo estos consejos básicos lograremos mantener su juventud y protegerlas en los meses en los que más lo necesitan. Sólo unos minutos al día son suficientes así que... ¡no hay excusas!

Vamos allá:

1. ¡Hidrátalas!

La piel de nuestras manos es fina y frágil. Sufre con los cambios de temperatura, la edad, la exposición solar… y la hidratación es fundamental. Debemos utilizar día a día una crema que las proteja y que mantenga su flexibilidad natural. Un buen masaje a la hora de aplicarla suavizará, relajará y revitalizará nuestras manos. Un aspecto muy a tener en cuenta es que no vale solamente con tener las uñas limadas y/o pintadas, pues estas también necesitan atención. Nuestra crema  con coenzima Q1, aceite de argán y arbutina, además de cuidar al máximo tus manos y aclarar las manchas, ¡fortalecerá tus uñas! 

2. ¡Exfólialas!

Exfoliar nuestras manos, al igual que con el rostro o el resto del cuerpo, contribuye a mantenerlas libres de células muertas. Esto hará que el tratamiento penetre adecuadamente y sean más receptivas a la hidratación. Una o a lo sumo dos veces por semana será más que suficiente.

 

3.¡Mímalas!

Si usamos mascarillas faciales y nos encantan sus resultados, ¿porqué no una de manos?

Día a día, nuestras manos realizan miles de tareas y sufren un gran desgaste. Los jabones demasiado agresivos o el agua caliente las secan en extremo. Usar una mascarilla especifica para ellas las reparará de manera intensa. En nuestra tienda encontrarás una fabulosa mascarilla a base de parafina que regenera las manos más secas y estropeadas. Es más, también podrás usarlas para hidratar al máximo tus pies y sus durezas.

 

4. ¡Evita las agresiones!

Como ya hemos mencionado, las manos son especialmente vulnerables. Debemos evitar usar productos muy agresivos para nuestra piel. Los jabones a base de alcohol rompen su barrera natural, por lo que debemos optar por jabones suaves y naturales.

No uses agua demasiado caliente y sécalas bien. Un buen hábito, si las tenemos especialmente secas, es aplicar un poco de crema después de cada lavado. ¡Prueba con este sérum de manos!

5. ¡Protégelas!

Al igual que el sol afecta a nuestras manos y se hace necesaria la protección solar, también las daña el frío. Unos buenos guantes nos cuidarán de este, así como de la brisa y de la lluvia. Evitarán que la piel se agriete o se queme por su acción. También puedes usar una crema de manos con efecto apósito